Odontología general

La caries constituye actualmente la enfermedad crónica más frecuente en el ser humano. Es una enfermedad caracterizada por reacciones químicas y microbiológicas que llevan a la destrucción total del diente, avanzando desde la superficie hasta su interior.
La caries va evolucionando progresivamente hasta llegar a un estado en que la única solución es la extracción de la pieza.

Síntomas de una caries

La caries es un proceso indoloro hasta que llega a estados avanzados, con afectación de la pulpa o nervio. De ahí, la importancia de no esperar a que se produzca dolor para acudir al dentista.
Inicialmente se detecta como
manchas o puntos oscuros, como zonas de color blanco-tiza. Otras veces se produce cierta sensibilidad con alimentos o bebidas frías o calientes, o también con algunos dulces.
En ocasiones, si la caries evoluciona muy lentamente, puede llegar a estados muy avanzados, con gran afectación pulpar, sin que haya existido nunca dolor.